mayo 19, 2022

Región 22

Periodismo Social

2 de Octubre «No se Olvida» y no debe de olvidarse

2 minutos de lectura

Redacción
Foto: UNAM

El 2 de octubre es una de las fechas que los mexicanos no debemos olvidar; no porque sea motivo de orgullo, si no por la forma en la que el Movimiento del 68 logró que las autoridades de ese entonces mostraran su lado más oscuro.

El movimiento estudiantil de 1968 es un símbolo de lucha y unión en contra del autoritarismo y la violencia policial.

Lamentablemente la forma en la que terminó fue fatal, y es por eso que no se debe de olvidar, porque aquello que pasa al olvido está condenado a repetirse.

¿Cómo se formó el Movimiento del 68?

El 22 de julio de 1968, en la plaza de La Ciudadela, alumnos de la Preparatoria Isaac Ochoterena, incorporada a la UNAM, y de las vocacionales 2 y 5 del IPN, fueron atacados por miembros de las pandillas “Los arañas” y “Los ciudadelos”. Esto provocó un par de enfrentamientos entre alumnos de la UNAM y del IPN, quienes se culpaban mutuamente de la primera agresión.

Sin embargo, en el último de ellos, cuando los politécnicos regresaban a sus escuelas, recibieron una golpiza por parte de elementos del cuerpo de Granaderos y de la policía.

Unión entre UNAM, IPN y más instituciones educativas formaron el Movimiento del 68 Este hecho provocó gran indignación entre la sociedad, lo que motivó a que días más tarde el alumnado de la UNAM y el IPN se unieran para marchar contra la violencia policial. Así se originó uno de los movimientos estudiantiles más significativos en la historia de México, lo que implicó la constante represión por parte de los cuerpos de seguridad.

Cada día se sumaron más instituciones educativas a las protestas, siendo una de las más significativas “La marcha del silencio”, el 13 de septiembre del 68.

La matanza de Tlatelolco

El 2 de octubre de ese año, miles de personas se reunieron en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, donde fueron rodeados por soldados. En las azoteas de los edificios había personas armadas, conocidas como “Batallón Olimpia”, quienes, tras ver caer un par de bengalas desde el cielo, comenzaron una balacera contra la multitud y los soldados.

A este negro episodio de la historia de México se le conoce como “La matanza de Tlatelolco”. Así fue como el Movimiento del 68 dejó de ser una protesta y se convirtió en un símbolo que se recuerda año tras año para exigir a las autoridades que nunca más vuelva a ocurrir algo así.