mayo 21, 2022

Región 22

Periodismo Social

Brutalidad policial, hombre sordo es sometido por no escuchar

2 minutos de lectura

Redacción

Foto: EFE

Hay de injusticias a injusticias, y la brutalidad policial se le presentó a este hombre sordo.

Este hecho sucedió en Colorado, Estados Unidos, cuando los oficiales detuvieron a este hombre durante 4 meses.

¿Cómo se enteró la víctima? 

Brady Mistic de 24 años realizaba sus actividades cotidianas sin sospechar que la intransigencia de unos oficiales le cambiarían su rutina los próximos meses. Una tarde, Mistic conducía su auto hacia la lavandería, al llegar al lugar, el joven se estacionó y bajó del auto. En menos de lo esperado dos oficiales se acercaron a él para derribarlo, debido a la sorpresa que esto le causó, Brady , sin entender lo que pasaba forcejeo por su vida.

Lo anterior solo ocasionó que uno de los oficiales le propinara una descarga eléctrica, a pesar de tratar de argumentar que Brady es sordo.

El hombre sordo permaneció preso durante 4 meses, hasta que por fin un juez lo dejó en libertad sin cargo alguno.

Interpone demanda contra oficiales por brutalidad policial

Luego de este hecho, Brady Mistic decidió interponer una denuncia en contra de los oficiales que lo atacaron, hace dos años. En el texto oficial de la demanda, la víctima expuso que no tenía idea de lo que sucedía ni por qué la policía estaba en el lugar y mucho menos por cómo lo habían atacado.

Además, agregó que durante el ataque en varias ocasiones trató de explicar a los oficiales su condición de sordo, y repetidas veces les gritó ‘soy sordo’ , lo que los oficiales ignoraron por completo.

Entre los delitos que se le imputan a los oficiales, se encuentran cargos por violación de los derechos civiles y detención ilegal sin previo aviso. Por su parte los oficiales argumentaron que el hombre salió de su vehículo y se dirigió hacia la patrulla; sin embargo se resistió a ser detenido lo que provocó que se tuviera este altercado.

Luego de la brutalidad policial contra este hombre sordo, uno de los oficiales (quien hizo uso de taser) ya fue dado de baja,mientras el otro espera los resultados de su proceso.