mayo 19, 2022

Región 22

Periodismo Social

Condenan a mujer que escondía niños en pared falsa de guardería

2 minutos de lectura

Redacción

Foto: Imagen Ilustrativa

Casos de abuso infantil siguen registrándose en varias partes del mundo, y en esta ocasión, la dueña de una guardería en Estados Unidos recibió una condena por casi 30 cargos contra menores.

Declararon culpable a la mujer, identificada como Carla Marie Faith, y a su empleada, Christina Swauger, el pasado mes de agosto.

Sin embargo, el jueves se dio a conocer la sentencia que contará de seis años en prisión por delitos que involucran influencia en un servidor público, maltrato infantil y obstruir a un agente del orden público.

Además, enfrenta una multa de 500 dólares, poco más de 10 mil pesos mexicanos, por operar un centro para cuidar a menores de edad sin la licencia requerida.

¿Cuál es el caso de abuso infantil de Carla Marie Faith?

De acuerdo con medios de comunicación locales de Colorado, la directora de la guardería escondió a 26 niños en el sótano del Play Mountain Place.

Y es que, según informa RT, la acusada solo tenía permiso para cuidar a seis niños.

No obstante, cuando las autoridades ingresaron al centro para registrar al lugar en noviembre del 2019, encontraron a 25 niños ocultos detrás de una pared falsa, ubicada en el sótano.

Para sorpresa de los agentes de seguridad, los pequeños escondidos eran supervisados por dos adultos.

12 de los menores tenían menos de dos años, aunque la mujer, de 58 años, solo tenía permiso para cuidar a dos niños que no superaran dicha edad.

Durante la inspección, un vigésimo sexto niño fue recogido por un adulto.

Según Josh Tolini, abogado de Carla Marie Faith, la culpable tenía dificultad de negar la estancia a todos los padres que requerían el servicio, situación que se convirtió “en una bola de nieve”.

Las autoridades acudieron a revisar el establecimiento, después de recibir varios informes sobre irregularidades en el lugar.

La guardería Play Mountain Place, de la que la mujer era dueña, fue cerrada desde que se descubrieron los casos de abuso infantil.