mayo 25, 2022

Región 22

Periodismo Social

Alcanza Germán Silva los mil km de Proyecto Pinole

2 minutos de lectura

Redacción

Foto: Proyecto Pinole

Germán Silva, bicampeón del Maratón de Nueva York llegó a 20 etapas en “PINOLE, corriendo por las venas de México” y ha revasado los mil kilómetros (1.005 kilómetros) en su recorrido que inició en Tijuana y que concluirá en Cancún en febrero del 2022.

Todos los números que día a día va arrojando el ultramaratonista son dignos de admiración y estableciendo nuevos records para un deportista mexicano de cualquier especialidad.

Desde su último descanso, después de la etapa 10, ahora Germán Silva corrió otras 10 para un total de 500.07 kilómetros que significan haber corridor en los últimos 10 días, 11.85 maratones más, a un ritmo de 5.16 kilómetros por cada kilómetro recorrido.

De las 20 etapas que van hasta ahora, en la número 16 fue la más corta, pues corrió 27 kilómetros.

“Después de los últimos 10 días, me siento muy bien, la etapa número 15 fue dedicada completamente a mi hija mayor, Zyanya como un regalo de cumpleaños a la distancia. Ella también ha sido parte de este sueño. De hecho la recordé casi todo el trayecto y eso me motivo más”, dijo.

“El Pinolillo” como se le conoce cariñosamente a Germán ya recorrió

dos estados de la república mexicana, como son Baja California y Baja California Sur y ahora ya está en Sonora y después de merecido descanso de un día, vivirá 10 etapas más y se adentrará a Chihuahua.

“Hasta el momento he recorrido 20 etapas de las 107 que costa el trayecto, es decir me faltan 87. Ya rebasé los mil kilómetros casi y corrí casi 24 maratones en 20 días. Algo que nunca había hecho en mi vida, pero estoy feliz porque continúo con mi sueño”, añadió el medallista iberoamericano en los 3 mil metros steeplechase.

A Germán Silva le faltan 87 etapas por recorrer y 4 mil 405 kilómetros, de los 5 mil 410 que costa todo el recorrido. “Ha bajado dos kilos de peso, pero todo se encuentra bajo lo planeado”.

“No me cansaré de agradecer el apoyo de todo mi equipo de trabajo, de Sandra que siempre ha estado conmigo, de mi hijo Riwan, es un pilar, del mismo Silvino, de mi hija Uri que me alienta con sus gritos de apoyo y corriendo conmigo los últimos metros de cada etapa, porque sin su colaboración, no podría lograr esto”, concluyó el ganador Premio Principe de Asturias.