mayo 19, 2022

Región 22

Periodismo Social

Dejan plantada a quinceañera…acuden vecinos a fiesta

2 minutos de lectura

Redacción

Foto: Facebook

Realizar una fiesta para una quinceañera es todo un sueño, pues es uno de los momentos más especiales para toda chica.

Además de que implica una larga planeación y sobre todo gastos para hacer el momento de la cumpleañera algo inolvidable y dejar a los invitados un buen sabor de boca.

Pero ¿qué pasa cuando llega el gran día y por razones desconocidas los invitados deciden no llegar?

Sin duda debe ser un momento sumamente cruel para quienes llevan meses o incluso años organizando la fiesta.

Además de que para la persona que cumple años debe ser muy triste el haber elegido con quienes quería pasar su gran día y que nadie haya querido compartir el momento.

Invitados no asisten a la fiesta de la quinceañera

Esto le pasó a Jessica una joven de 15 años que con mucha ilusión esperaba el gran día de su fiesta; sin embargo, con el paso de las horas, lo que parecía el día más feliz comenzó a ser uno de lo más tristes.

Las horas avanzaban y la fiesta debería estar en su apogeo; pero, no había invitados, la dejaron plantada.

Al borde de las lágrimas, Jessica la estaba pasando muy mal, por ello una usuaria de Facebook, llamada Yuli Medina compartió el triste momento de la quinceañera en su red social e invitó a quienes estuvieran cerca del salón de eventos de Tampico, a festejar a la chica.

Fiesta sin invitados se hace viral

En pocos minutos la publicación comenzó a tener reacciones hasta llegar a los mil 800 comentarios, además de que fue compartida mil 300 veces, todos mensajes de apoyo y respuesta positiva a quien invitó a todos a la fiesta.

Así en menos de lo que canta un gallo los vecinos de la zona comenzaron a llegar y a amenizar la fiesta.

De este modo Jessica logró pasar su día como lo soñó.

Muchos de los que llegaron comenzaron a publicar fotos y videos de su asistencia a la fiesta de esta quinceañera que incluso contó con la presencia de casi 150 invitados y otros tantos que por las reglas de sanidad ya no pudieron ingresar al salón.