mayo 25, 2022

Región 22

Periodismo Social

Recrean primeros momentos tras origen del Universo

2 minutos de lectura

Redacción

Foto: Pixabay

Al considerar que reprodujeron una mezcla de materia que existió después del origen del Universo, un grupo de físicos descubrió un centenar de “partículas X” raras.

De acuerdo con el portal RT, los expertos continúan procesando los datos de los experimentos que realizaron en el Gran Colisionador de Hadrones, en la frontera entre Suiza y Francia, mientras funcionaba.

Ahora, reportaron la obtención de una evidencia de la producción de una “insólita y rara” partícula en las colisiones relativistas de iones pesados.

El término relativistas hace referencia a que los núcleos atómicos, concretamente de plomo, despojados de sus electrones, se aceleraron hasta una velocidad cercana a la de la luz.

Como resultado, en el plasma se detectó un centenar de “mesones X(3872)”, clase de “partículas X” que ya se conocían, pero no en el modelo de quarks, que clasifica a los hadrones.

Relación con el origen del Universo

Tras el descubrimiento, los investigadores consideran que en el acelerador reprodujeron una mezcla de materia que existió en los primeros momentos posterior al Big Bang.

Según el Instituto de Tecnología de Massachusetts, en ese entonces, el cosmos era un turbulento plasma de quarks y gluones, partículas fundamentales que se unieron en múltiples combinaciones expuestas a temperaturas de un billón de grados.

El medio citado señala que posteriormente se enfriaron y asentaron en configuraciones más estables para sí formar los neutrones y protones de la materia existente.

Sin embargo, en aquel corto tiempo antes del enfriamiento, abundaba en diferentes partículas exóticas de corta duración, por lo que la hallada en el colisionador, podría ser una de ellas.

Cabe destacar que los quarks son un tipo de partícula subatómica que entra en la categoría de fermiones y sus interacciones constituyen la materia de los núcleos atómicos.

Y es que, los físicos explican que los quarks y gluones no pueden estar mucho tiempo separados, entonces el plasma experimental habría existido durante milmillonésimas partes de segundo dentro de la prueba.

De esa forma, el nuevo hallazgo de “partículas X”, ofrecería nuevas herramientas para terminar de conocer y estudiar qué pasó después del origen del Universo.