junio 25, 2022

Región 22

Periodismo Social

Un joven mata a 19 niños y dos profesoras en un tiroteo una escuela de Texas

2 minutos de lectura

Redacción

Foto| RR.SS

Al menos 21 personas (19 estudiantes y dos profesoras), han perdido la vida en un tiroteo en un colegio de educación primaria de Uvalde, Texas, una localidad situada a unos 140 kilómetros al oeste de San Antonio.

El autor de la enésima masacre en Estados Unidos es un joven de 18 años que entró en el colegio fuertemente armado poco después de las 11:30 de la mañana.

Según ha informado la policía de Texas, el agresor, identificado como Salvador Ramos, se atrincheró en un aula y empezó a disparar sin cesar. Mientras, la policía trató de evacuar al resto de los alumnos del colegio. Finalmente, fue abatido.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, informó que 19 de los fallecidos son estudiantes. Además, dos profesoras han sido asesinadas: se trata de Eva Mireles, docente desde hace 17 años e Irma García, que llevaba más de 23 años trabajando en la Escuela Primaria Robb, donde estudiaban niños de entre 7 y 10 años, la mayoría de ellos hispanos, unos 500 estudiantes en total, que estaban en su última semana de clases.

Se sabe además que el tirador murió abatido por la policía tras matar de «forma horrorosa» a las 21 personas, en palabras del gobernador republicano.

Además, Abott informó en rueda de prensa de que el atacante, identificado como Salvador Ramos, disparó a su abuela antes de dirigirse a la Escuela Primaria Robb alrededor del mediodía, abandonar su vehículo, ingresar en el colegio y empezar a disparar «de una manera atroz y sin sentido», dijo el gobernador.

La abuela resultó herida pero aún no se han proporcionado más detalles sobre este incidente previo. La mujer está hospitalizada en condición crítica.

Dos de los estudiantes tiroteados fallecieron antes de llegar al hospital Uvalde Memorial. En un comunicado anterior, el centro médico indicó que varios estudiantes estaban siendo tratados en la sala de emergencias. Otras dos personas fueron trasladadas a un hospital de San Antonio, una mujer de 66 años y una niña de 10, ambas en estado crítico.