julio 13, 2024

Impacto de la sequía: precios elevados del chayote y cilantro

Redacción

En los últimos días, los consumidores del país han enfrentado un fuerte incremento en el precio del chayote y el cilantro, de este llegando a pagar hasta 40 o 50 pesos por un manojo. Esta situación ha despertado interrogantes sobre las causas detrás de este aumento exorbitante.

El precio del cilantro se ha disparado debido a una combinación de factores adversos que han impactado severamente la producción en varias regiones y principalmente en Puebla, principal región productora de este aromático.

Entre las causas identificadas se encuentran la persistente sequía, la falta de cultivos y los recientes episodios de granizo que han azotado la zona. Según datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados, el costo promedio de un manojo de cinco kilos de cilantro ha escalado vertiginosamente, pasando de 110 a 450 pesos entre el 2 de mayo y el 4 de junio.

Este aumento repentino refleja la drástica reducción en la oferta del producto. El Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA) ha señalado que las granizadas han provocado daños significativos en los cultivos, exacerbando aún más la escasez y elevando los costos de producción.

Además, los agricultores han enfrentado dificultades adicionales como plagas y condiciones climáticas desfavorables, que han afectado severamente la calidad y cantidad del cilantro disponible en el mercado.

Muchos agricultores han optado por reducir el área de cultivo o incluso suspender la siembra de cilantro debido a la falta de rentabilidad, exacerbando así la escasez del producto en el mercado nacional.

Este panorama adverso no solo responde a factores climáticos, sino también a la situación económica que enfrentan los productores, quienes han visto comprometidas sus cosechas por la falta de recursos y condiciones climáticas extremas.

Impacto en la inflación y perspectivas futuras

Los estragos del clima no solo afectan a las personas y animales expuestos a los rayos solares, sino también a los alimentos como el chayote y el cilantro, que han visto aumentar exponencialmente sus precios, incidiendo directamente en la inflación.

Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el precio del cilantro ha subido hasta un 200% en el último mes, mientras que el chayote sin espinas ha registrado un incremento del 114%.

En mayo, una caja de cinco kilos de cilantro se vendía hasta en 300 pesos; en junio, este precio ha alcanzado los 900 pesos, según informes del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados.

La inflación en mayo fue del 4.69%, y se espera que en junio alcance niveles máximos, según proyecciones del Banco de México (Banxico). Esta situación refleja el impacto directo de los problemas climáticos en la economía doméstica y el bolsillo de los consumidores mexicanos.

A nivel nacional, el cilantro se produce en 25 estados, siendo Baja California, Puebla, Sonora y Michoacán los principales productores. La producción alcanza las 127,029 toneladas, provenientes de una superficie sembrada de 7,689 hectáreas.

En conclusión, el precio del cilantro ha experimentado un aumento sin precedentes debido a una serie de adversidades climáticas y económicas que han afectado gravemente su producción y disponibilidad en el mercado mexicano.