mayo 23, 2022

Región 22

Periodismo Social

Suicidio asistido, ya es una realidad en Colombia

2 minutos de lectura

Redacción

Foto| Pixabay

¿Te interesa acabar con tu vida? Pues, aunque no lo creas la Corte Constitucional de Colombia despenalizó el suicidio médicamente asistido, que no es otra cosa más que tú pongas punto final a tu periodo en la Tierra.

En el Tribunal colombiano con una votación de seis a favor y tres en contra por parte de los ministros, se decidió legalizar esta solicitud.

Lo anterior luego de estudiar a fondo una demanda del 2021 presentada por el Laboratorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DescLAB) que buscaba eliminar el castigo de prisión de 32 a 198 meses a quien «eficazmente induzca a otro al suicidio”.

¿Qué establecía la ley colombiana sobre el suicidio?

El artículo 107 del Código Penal de Colombia establecía penas de entre 32 y 108 meses de prisión a quien «eficazmente induzca a otro al suicidio, o le preste una ayuda efectiva para su realización».

Y agrega que: «cuando la inducción o ayuda esté dirigida a poner fin a intensos sufrimientos provenientes de lesión corporal o enfermedad grave e incurable, se incurrirá en prisión de 16 a 36 meses».

La Corte en aquel país decidió despenalizar el suicidio médicamente asistido cuando la persona ha manifestado su consentimiento libre, informado e inequívoco para hacer; tiene una lesión corporal o una enfermedad grave e incurable.

¿En qué se diferencia la Eutanasia al suicidio asistido?

En la eutanasia un profesional de la medicina es quien causa la muerte de la persona, mientras que a través del suicidio médicamente asistido el profesional de la medicina presta asistencia para que la persona sea quien cause su muerte.

«Tanto la eutanasia como el suicidio médicamente asistido tienen el mismo fin, causar la muerte de una persona que cumple con los requisitos legales. La diferencia es el rol del médico y quién termina causando la muerte», dijo la Corte Constitucional de Colombia sobre el suicidio médicamente asistido.